POR QUÉ IR AL PSICÓLOGO DURANTE EL EMBARAZO.

Actualizado: 25 de may de 2019

Por @Vale Moore, Directora y Psicóloga especialista en apego en Casa Canguro



La decisión de solicitar ayuda profesional no siempre es fácil, ni se toma de manera rápida, la mayor parte de las veces responde a un proceso por el cual vas tomando conciencia, poco a poco, de que el mero transcurrir de los días no trae la solución.


En la mayoría de los casos, la visita a al psicólogo llega cuando te encuentras verdaderamente mal y las limitaciones en tu vida cotidiana son más que significativas. De la misma manera que permanecer con un dolor recurrente durante meses en el estómago (sin poder comer) y sin ir al médico, no tiene mucho sentido, tampoco lo tiene aguantar el dolor emocional sin más.


Por eso si tienes malestar o preocupación que te provoca sufrimiento a lo largo del tiempo y limita tu libertad para elegir lo que te gustaría hacer, entonces pregunta, consulta. Hay una serie de ventajas de las que vas a poder beneficiarte casi inmediatamente, y otras cuantas de las que disfrutarás a medio y largo plazo.


Pero incluso si todo en tu vida va bien y no estás sufriendo, también es recomendable una consulta preventiva. Regalarte un espacio de autocuidado puede ser una tremenda oportunidad de cambio para mirarte, conocerte mejor, y movilizarte; además de ser, a mi parecer, un acto de gran valentía y humildad.


¿Qué beneficios tiene ir a terapia?

  • Te ayuda a enfrentar conflictos del día a día y de la vida, entregándote herramientas concretas.

  • Te ayuda a cambiar creencias desadaptativas de las cuales no siempre estamos conscientes.

  • Te ayuda sentirte mejor y vivir en armonía contigo mismo y con el resto de las personas, manteniendo y mejorando tus relaciones interpersonales.

  • Mejora tu autoestima y te empoderar en situaciones en que puedas sentirte vulnerable.

  • Te aporta confianza para expresarte en un espacio de contención emocional y confidencialidad.

  • Modifica estructuras cerebrales para mejorarlas. Desde la neurociencia se ha visto cómo la terapia psicológica puede cambiar tu cerebro para funcionar de manera más adaptativa.


¿Cuándo consultar?


Existen distintos momentos donde una persona consulta. Por un lado, las consultas pueden ser preventivas para responder dudas o prepararse para algún momento considerado de mayor demanda. Y por otro lado, cuando hay algún problema ya instaurado.


Al mismo tiempo, existen diferentes etapas en el ciclo vital donde se generan crisis y podrían requerir consultar, la gestación y crianza es una de ellas. Es un momento de gran cambio en la vida para la mujer y la familia que no siempre resulta fácil de enfrentar (no porque sí es nombrada en la literatura como una crisis normativa dentro del ciclo vital de la familia).


Algunas de las temáticas por las que se consultan dentro de este periodo:


  • Temor y ansiedad por el parto.

  • Aumento de sensibilidad emocional e inestabilidad producto de cambios hormonales.

  • Problemas en el ajuste de la estructura y organización cotidiana.

  • Depresión post parto.

  • Problemas en el vínculo con la guaguita.

  • Incertidumbre y orientación sobre la crianza.

  • Duelos gestacionales.

  • Problemas en la relación de pareja.

  • Celos del hermano mayor.

  • Entre otros.


Aunque a veces no sea fácil tomar la decisión de ir a terapia; porque no siempre somos conscientes de nuestros problemas y porque muchas veces cuesta enfrentarlos, sentirse acompañada por un profesional capacitado en salud mental que tenga las habilidades clínicas para brindar contención emocional e información actualizada, es un gran apoyo, sea cual sea el proceso o etapa en tu vida por la que estés pasando.

0 vistas
CONTÁCTANOS