LA IMPORTANCIA DEL APEGO SEGURO

Por Valeria Moore, Directora, Psicóloga y especialista en Apego en @Casa Canguro.



Es muy probable que hayas escuchado hablar sobre apego, un concepto que se utiliza bastante últimamente. Sin embargo, muchas veces no con la profundidad necesaria, perdiendo aspectos importantes de lo que significa. Es por esto que quisiera escribir más que de la definición de éste y sus diferentes tipos (en internet pueden encontrar mucho sobre esto), sobre la importancia que tiene en el desarrollo de nuestros hijos y su entorno.



Para empezar entonces, revisemos un poquito la historia de nuestra evolución. Los seres humanos nacemos muy inmaduros, a diferencia de otros animales que nacen caminando por ejemplo. Esto es debido a que en algún momento de la evolución pasamos de posición de cuatro apoyos a bípeda por lo que nuestras caderas se achicaron, al mismo tiempo, nuestro cerebro creció para darle lugar a nuestro cerebro pensante, el neocortex. Entonces la única forma de pasar por el canal de parto, es con nuestro cerebro inmaduro aún para seguir su desarrollo fuera del vientre materno, en exterogestación. Es decir, 9 meses más de gestación fuera del vientre materno, tiempo que coincide con el gateo de las guaguitas.


Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con el apego? Pues tiene que ver. En el fondo, los seres humanos nacemos muy dependientes y es por esto que tenemos la necesidad de estar con otros, ya que dependemos de otros para asegurar nuestra propia supervivencia.

¿Entonces qué es el apego? Es la tendencia natural de los seres humanos a establecer vínculos desde que nacemos y que nos sirve para asegurar la supervivencia de la humanidad a través de la identificación y satisfacción de las necesidades biológicas y emocionales de la guaguita. Y en esta última me quiero detener, porque para cubrirla adecuadamente es necesario el AFECTO.

En los años 50 del siglo pasado, Harlow, un psicólogo estadounidense, hizo un experimento (un tanto cruel) con crías de monos, donde se les separaba de su madre y los ponía en una jaula con un muñeco de felpa por un lado y un artefacto metálico que tenía alimento (leche) por otro. Adivinen qué prefirieron estos monitos? Pues prefirieron no separarse de la calidez del mono de felpa que se parecía mucho a un mono adulto, en vez de la comida. En este experimento Harlow logró demostrar la importancia del vinculo y del amor.


A raíz de esto, podemos deducir que la necesidad afectiva es algo que nos destaca como mamíferos y seres humanos. Hoy esto es validado también por la neurociencia donde se ha estudiado y descubierto cómo las experiencias placenteras y hostiles se plasman en nuestro cerebro, dejando memorias y circuitos neuronales que generan ciertas tendencias en nuestra forma de desarrollarnos, vincularnos y en nuestras características personales. Si hay más experiencias negativas u hostiles, mayor es la tendencia al estrés, angustia, ansiedad y/o a la depresión, entre otros y viceversa.


Por eso los dejo invitados a que vengan a conocer más sobre este concepto en nuestro primer taller teórico práctico de “Masaje Shantala y Apego”, donde abordaremos esta temática en mayor profundidad.

0 vistas
CONTÁCTANOS