POR QUÉ ES IMPORTANTE HIDRATARSE DURANTE LA LACTANCIA.

Por Marcela Paz Calderon, Nutricionista en Casa Canguro



Durante el embarazo el organismo materno retiene agua en dos momentos claves: Al comienzo, por la producción del líquido amniótico en el cual crece y se desarrolla tu guagua; y durante la etapa de la lactancia, donde nuestro cuerpo inicia la producción de este nutritivo alimento después del parto.


La hidratación es indispensable para el bienestar del organismo de la madre, y aún más importante durante el período de lactancia, donde el cuerpo de la mujer tiene la virtud de producir el alimento más completo y nutritivo que recibirá tu guagua en su vida, ya que contiene todos los elementos nutricionales para asegurar un adecuado crecimiento y desarrollo durante los primeros seis meses de vida.



¿Por qué aumenta la sensación de sed en el embarazo?


Muchas mamás han consultado en este periodo de primavera - verano sobre la hidratación y el aumento considerable de la sensación de sed. Y es cierto, aumenta. Tenemos que considerar que un consumo saludable de agua en condiciones normales es de 1 a 2 litros de agua diaria, si a esto sumamos el aumento de la sudoración, la consiguiente pérdida de líquidos y sales minerales e incluimos la producción de leche materna, donde la necesidad diaria de hidratación de la mamá que da pecho aumenta cerca de un 30% es fundamental considerar un aporte extra en el consumo de agua.

En los seis primeros meses, la mujer llega a producir alrededor de 800 a 1.000 ml de leche al día, y el agua representa una gran cantidad de esta leche. La sensación de sed y la necesidad diaria de agua estará determinada por diferentes factores: edad del lactante, la estación del año, la temperatura ambiental, la irrigación sanguínea y el proceso de digestión de la madre, ya que los líquidos corporales, la transpiración y la consistencia de las deposiciones, cambiarán diariamente según sea la alimentación e hidratación.


La hidratación también puede afectar en cambios de ánimo, calidad de sueño y/o falta de memoria. Durante la lactancia nuestro cuerpo esta trabajando en las funciones fisiológicas básicas y además en la producción de leche, por lo que una disminución de agua en el aporte diario se verá reflejado rápidamente provocando que la capacidad de atención y concentración se reduzcan, además que se puedan sumar dolores de cabeza, insomnio, irritabilidad y estreñimiento.


Entonces, cómo hidratarse?


Primero hay que saber que la hidratación regular de agua es de 8 a 14 vasos de agua diarios, con ello aseguramos que nuestro cuerpo pueda trabajar en óptimas condiciones.


También podemos incorporar agua a través de los alimentos que consumimos. Por ejemplo el pepino, brócoli, melón, apio, frutillas, frambuesas, sandías, apio y lechugas contienen más del 90% de agua, al igual que frutas y verduras de color naranja como el durazno, la naranja, el pomelo, la zanahoria y la calabaza.


Te invitamos a incorporar agua y alimentos frescos diariamente en tu alimentación, privilegiando aquellos que nos aportan agua, fibra, vitaminas y minerales, para apoyar el crecimiento y desarrollo del bebe así como la óptima producción de leche materna.

Solo tenemos 6 meses de Lactancia Materna Exclusiva, por lo que todos los alimentos que consumimos influyen en la salud del recién nacido!


0 vistas
CONTÁCTANOS